El desarrollo de los niños en su primera infancia depende de la calidad de los estímulos que recibe todos los días.

May 5, 2016

 

El desarrollo en los niños se puede mirar de diferentes puntos de vista y actualmente se hace y se aporta de diferentes ciencias.

 

Según el Dr. Oscar Urrutia, director de la Maestría en Neuropsicología de la clínica de la Universidad de Buenaventura, ’’no hay una confirmación científica que permita hablar de cómo programar el cerebro de un niño, como se lo hace en una computadora, ninguna técnica o modelo puede alterar en positivo o negativo el comportamiento o la inteligencia’’.

 

Esto es una verdad y no tiene discusión, pero no estamos hablando de programar el cerebro sino de enseñar y eso tampoco se debe discutir debido a que  actualmente, diferentes ciencias y estudios relacionadas con la educación infantil,  aportan gran conocimiento y actividades que permiten que el   proceso de aprendizaje sea elevado y permitan al niño tener las herramientas necesarias para lograr aprender con facilidad, esto hay que cultivarlo y trabajarlo, pero no es fácil, es necesario hacer las cosas correctas, en el momento correcto y no se admiten errores.

 

La Dra. Patricia Camacho, directora academia del grupo estratégico del programa  de neurolingüística, usa el aprendizaje con los cinco sentidos: ‘’viendo, escuchando, haciendo, tocando y probando´´.    

Según la psicóloga Liliana Zambrano, directora Académica de Aseia, ´la técnica va ligada al juego, abriendo un espacio divertido del aprendizaje´´

 

Desde el punto de vista pedagógico, la Dra. Rosa Julia Guzmán, directora de la Maestría en Pedagogía de la Universidad de la Sabana dice: ´el hecho de pensar en positivo, tiene cierta similitud con lo que los profesionales llamamos mirar las ventanas de oportunidades, se trata de fijarnos en lo que los niños y jóvenes tienen en positivo y tratar de no enfatizar en lo negativo´.

 

Con la unión de todos los aportes científicos, podemos resumir que el  correcto proceso evolutivo se activa por medio del desarrollo de los sentidos y la elevada calidad de movimientos.

 

Cuando un niño logra un desarrollo motriz y sensorial elevado, activa las funciones neurológicas de aprendizaje:

  1. Seguimiento de instrucciones.

  2. Elevar los niveles de atención.

  3. Aumentar el tiempo de concentración.

  4. Activar las memorias.

  5. Potenciar el IQ       

Este trabajo, repercute en su personalidad, por lo que logramos que la mente, el cuerpo  y sus conductas estén en EQUILIBRIO.

Estoy convencido que todos los padres que lean estas líneas, tienen el deseo que los niños logren estas metas, que puedan pasar los años de la infancia, siendo unos niños felices, sin problemas de aprendizaje, saludables  y llenos de vitalidad, en otras palabras que sean brillantes, sanos y aptos, pero no estoy convencido que todos lo logren, entonces qué hacer?

 

El Equilibrio entre mente y cuerpo, nos garantizan el desarrollo de las funciones neurológicas, sensoriales, psicológicas, vestibulares y motrices. Cuando un niño perfecciona sus movimientos, los ejecuta con  perfección, habilidad, agilidad, debe pensar, atender y concentrarse. Estas funciones son las que tienen mayor relevancia  y son las más importantes para el proceso de aprendizaje, eliminando así los problemas.

 

El ejercicio es tan necesario e  indispensable para el Desarrollo  Integral y neurológico de los bebés,  como lo es el alimento para su desarrollo físico, con una gran diferencia, el alimento satisface el apetito y el bebe deja de comer, el aprendizaje es ilimitado, el cerebro no se llena, no se satisface.

El crecimiento del cerebro depende de la calidad de los estímulos que recibe todos los días, de la  correcta información para desarrollar la inteligencia que le permita ir aprendiendo los mecanismos para enfrentar su vida futura.

 

Si los estímulos son escasos, irregulares o de pobre calidad, el cerebro recibe lo mismo y desarrolla sus capacidades pobre, tarde y mal. Por el contrario, si el trabajo, los programas, la estimulacion  es abundante, sistemático y de calidad,  garantiza un ritmo vivo, ágil y alto en el proceso de aprendizaje aumentando las conexiones  cerebrales superiores y el logro de un buen nivel intelectual.  En este punto nadie puede equivocarse, lo que se enseña mal, se aprende mal.

 

EL  desarrollo neuromotriz produce en el cerebro de  los niños un efecto multiplicador,  es más  eficaz porque tiene una propiedad llamada “plasticidad cerebral”, es decir, es más moldeable. Por eso se establecen conexiones entre las neuronas con más facilidad, rapidez y eficacia. A mayor calidad de sus movimientos, mayor conexión neuronal, mayor capacidad para aprender. Un niño pobre motrizmente es también pobre en su capacidad para aprender.

 

¿El niño aprende  mal o está mal enseñado? Es una pregunta que todos deben hacerse. 

Please reload

Entradas destacadas

El ejercicio físico mejora el funcionamiento del cerebro

February 5, 2018